Patentes

QUE SON LAS PATENTES

Las patentes son derechos reconocidos que permiten prohibir a terceros la explotación de un invento, producto, o procedimiento.

Antes que nada, si tienes alguna gestión de patentes a realizar, contacta con nosotros a través de nuestro formulario, o escríbenos a: inventosnuevos@gmail.com y te responderemos a cualquier duda que tengas sobre como registrar una patente.

Para registrar una patente, tienes más información leyendo la GUIA PASO A PASO PARA EL REGISTRO DE PATENTES.

Las patentes se enmarcan dentro de la propiedad industrial (o propiedad intelectual según en qué país estemos hablando) cuyo objetivo es la protección de los activos más importantes de la empresa: las patentes, las marcas, los nombres comerciales, los diseños industriales, los modelos de utilidad, etc…

Ejemplo de patentes

CARACTERISTICAS DE LAS PATENTES

Un concepto sobre patentes que casi nadie conoce, es que las patentes, una vez concedidas, carecen de garantía de validez, ya que si alguien encuentra un documento anterior a la patente y lo presenta ante un tribunal, la patente puede quedar invalidada. De hecho, cuando las oficinas de patentes conceden patentes, entregan un título en el que se acredita la titularidad de la patente, y en una breve anotación, aparece la siguiente afirmación: “Esta patente se concede sin garantía de validez“.

Las patentes tienen una duración de 20 años, y a partir de esta fecha las patentes no tienen validez.

En las patentes, aparecen las figuras del solicitante de la patente y del inventor de la patente. La diferencia entre ellos es que, el solicitante es el que paga las patentes y el inventor es el creador de las patentes.

Las patentes están compuestas por: Memoria de la invención, reivindicaciones (la parte más importante de las patentes), y dibujos.

 

- ¿Ya estás decidido a registrar? Si has llegado aquí, pero sólo te interesa registrar tu patente, y no quieres leer más: escríbenos a nuestro formulario, o a: inventosnuevos@gmail.com , indicándonos tu país de residencia.

 

COSTE DE LAS PATENTES

El coste de las patentes van desde los 3.000 € hasta los 6.000 € por cada país, incluyendo sólo el coste de la solicitud. Aunque estos costes de solicitud, por país bajan drásticamente si se hace un registro de patentes mediante el tratado PCT o a través de la “patente europea”. El coste de mantenimiento varía según los países, por ejemplo en España van desde los 30 € el primer año hasta los 700 € el año 20.

En todas las leyes de patentes, los derechos de patente sólo se pueden ejercer nación a nación, es decir, que para tener protegido mi invento patentado en varios países, realmente tengo que registrar la patente en todos esos países, y pagar las tasas correspondientes de cada país. Esta es la regla básica, pero se complica cuando hablamos de patentes europeas, o de patentes PCT o internacionales, que realmente no son patentes, sino medios para facilitar el registro de patentes en conjuntos de países determinados (aunque existe una lucha para que las patentes europeas sean realmente patentes, y para eso deben ponerse de acuerdo todos los países de la unión europea, ya que algunos se oponen, como España, por razones de idioma totalmente lógicas).

Para ampliar información sobre costes de patentes, visite: ¿Cuánto cuesta una patente?

 

REGISTRO DE PATENTES

LAS PATENTES COMO HERRAMIENTA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

Las patentes son herramientas ofensivas de la propiedad intelectual y normalmente, no se utilizan como defensivas (salvo que la empresa que patenta tenga una cartera de patentes muy grande), es decir, las patentes sólo se pueden usar para quitar a alguien del mercado, una vez que haya infringido la patente. También es verdad, que antes de usar la patente se puede disuadir a empresas entrantes en el mercado, simplemente enseñándole el documento de patente, por lo que en cierta manera podría entenderse como un arma defensiva.

En el caso de que yo o mi empresa quiera fabricar o usar un producto o procedimiento, no tengo que ver las patentes que tengo, sino mirar las patentes que tienen todos los competidores. Es decir, para fabricar o usar un invento, tengo que estar seguro de que no infringirá ningún derecho de propiedad industrial, y para ello hay que buscar las patentes que existen sobre la tecnología de la invención, y ver si esos derechos de patentes están en vigor, o las patentes están caducadas por no haber pagado las tasas de patente.

En definitiva, patentar no es ni necesario, ni suficiente para tener éxito en un mercado. Todo depende de la estrategia de propiedad industrial que adopte la empresa. Existen otras alternativas a las patentes, como por ejemplo, la más interesante es el secreto industrial: Si consigues guardar el secreto de tu invento permanentemente en el tiempo, podrás explotar tu invento con una ventaja competitiva sobre tu competencia.

Sin embargo, patentar es un complemento necesario si se quiere triunfar en un mercado abierto, ya que todo el mundo conoce lo que hace todo el mundo y así es difícil tener un secreto industrial.

Solicitar patentes no es suficiente, ya que además de solicitarlas tendrás que estar atento a las patentes del resto de competidores, ya que te pueden frenar tu entrada o progresión en el mercado. Por lo que hay que realizar una vigilancia tecnológica, para conocer todas las patentes que podamos infringir.

REDACCION DE UNA PATENTE

En el mundo de las patentes, lo particular resta novedad a lo general, pero no ocurre al revés, es decir, una patente general no resta novedad a una patente más específica sobre un tema. Esto quiere decir que si yo patento (ficticiamente hablando) un tablero con patas (una mesa), puede haber alguien que patente un tablero con 3 patas, algo que es más específico que mi invento y ambas patentes pueden ser concedidas si se solicitan en ese orden. Sin embargo, si sucede al revés, que alguien patenta un tablero con 3 patas, y luego yo intento patentar un tablero con patas, al ser mi invención más general no podrá ser concedida porque la patente anterior a ella le quita la novedad a mi patente.

Para redactar patentes hay que conocer previamente el estado del arte de la tecnología de la que se trata, ya que así podremos ver si la patente tendrá novedad o no. Recordamos que la novedad que se le exige a las patentes es una novedad mundial. A la hora de redactar patentes, una práctica muy habitual es destacar las sinergias entre la combinación de los elementos que forman el producto o procedimiento.

Las patentes deben estar escritas de forma clara, primando la claridad frente a la lectura fácil. Es decir, que al redactar las patentes, si hace falta repetir varias veces el mismo término, aunque no suene bien se debe hacer por claridad para el examinador de patentes que luego va a leer con atención el texto.

Pinche a continuación, para saber más sobre redacción de patentes.

VALORACION DE PATENTES

En definitiva, “patentes” es todo aquello que nos sirve para ganar una ventaja competitiva en un mercado, inhabilitando a nuestro competidor en la entrada de producción del producto o tecnología.

Nuestra web dispone de un servicio de valoración de patentes con el que se puede saber qué precio se le debe poner a cada patente, en función del mercado y de otros aspectos tecnológicos.

Venta de patentes: Además, puede promocionar su patente o invento en nuestra web para darle más visibilidad y conseguir inversores interesados, sólo tiene que contactar con nosotros.

A continuación os dejamos algunos artículos sobre patentes que pueden resultaros de interés:

16 comentarios para “Patentes”

Deja un comentario

Inventos y Patentes: Búsqueda
Suscríbete GRATIS y sin spam
Suscríbete a Inventos por e-mailSíguenos en Twitter!Síguenos en Facebook!Suscríbete al Feed RSS de Inventos
Inventos en directorios
BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
Busca patentes: